Clínica Médica | Tratamiento del dolor │ Lesiones deportivas

Pellegrini 515
San Nicolás de los Arroyos

0336 442-1036
contacto@ideasmedicas.com

El quiste de Baker (quiste poplíteo) es una acumulación de líquido en una bursa (“bolsa”) en la parte posterior de la rodilla. Estos quistes son relativamente frecuentes y aparecen como consecuencia de patologías que generen un aumento del líquido sinovial (cualquier tipo de artritis incluyendo a la artrosis que puede tener episodios de inflamación de la rodilla). Es decir, no son el problema en sí, sino que son la consecuencia de otro problema subyacente, que es el que debemos tratar para lograr una solución más de fondo.Por suerte, generalmente estos quistes no dan molestias y el paciente puede tocarse un bulto detrás de la rodilla (hueco poplíteo). 

Se diagnostica con un buen examen físico por parte del médico y, para visualizarlo generalmente alcanza con una ecografía. Sin embargo, en ocasiones pueden dar dolor en la cara posterior de la rodilla que aumenta con la deambulación y al flexionar la articulación. Esto ocurre por inflamación, rotura, hemorragia, aumento de la presión interna o compresión de estructuras cercanas. Debe diferenciarse, entre otros diagnósticos, de una trombosis venosa profunda (TVP) y de dolores miofasciales de los músculos de la región. En estas situaciones los quistes de Baker pueden drenarse en forma percutánea bajo guía ecográfica. Es un procedimiento relativamente rápido y elegante. En el monitor se puede ver como el quiste se “desinfla” al aspirarse. Luego del procedimiento, los síntomas pueden desaparecer completamente o por lo menos reducirse.

(Emilio Augusto Pastor)

Médico especialista en Clínica Médica (UNR). Director del Programa de Formación en Medicina Intervencionista Regenerativa Osteomioarticular (MIRO).